Posts Tagged ‘enzimas’

COMO COMBINAR LAS FRUTAS

El aparato digestivo humano evolucionó a partir de una dieta de frutas y sus parientes cercanos, las nueces y las semillas. Es un hecho biológico que la fruta fresca y los frutos secos contienen todos los mi­nerales, vitaminas, azúcares naturales y aminoácidos necesarios para la alimentación humana. Algunos “expertos” siguen asegurando lo con­trario, alegando que, dado que las frutas contienen pocas proteínas per se, resultan por tanto insuficientes para mantener la salud humana. Si bien es verdad que las frutas contienen muy pocas moléculas de pro­teínas complejas completas, como las que se hallan en la carne y los hue­vos, no es menos cierto que el cuerpo no puede utilizar las proteínas complejas de la carne y los huevos. Antes debe dedicar un tiempo con­siderable a digerir y fragmentar estas proteínas, a fin de estructurar luego sus aminoácidos y para elaborar las proteínas específicas que ne­cesita el organismo humano. Las frutas frescas y los frutos secos proporcionan estos elementos básicos en forma de aminoácidos libres, así como todas las enzimas sinérgicas y vitaminas con que se asocian, con lo cual ahorran al cuerpo todo el tiempo, energía y esfuerzo digestivo que requieren las proteínas animales complejas.

Debido a una ignorancia de la trofología y de los rudimentos de la nutrición, se ha acusado injustamente a las frutas frescas de toda clase de crímenes alimentarios. El “experto” en nutrición Dr. William Henry Potter, en su libro Eating to Live Long, condenó las frutas como “uno de los más perniciosos y reprensibles despropósitos dietéticos”, y el Dr. Percy Howe, de la Universidad de Harvard, observó que la ma­yoría de la gente tiene problemas para digerir las naranjas junto con las comidas, aunque también advirtió que tales problemas desaparecían por completo cuando las naranjas se comían separadamente.

Es cierto que muchas frutas (especialmente los melones y las frutas acidas) causan trastornos digestivos, fermentan en el estómago y pro­porcionan muy poco alimento cuando son consumidas indiscriminada­mente con otros alimentos incompatibles. Pero cuando se comen solas y en suficiente cantidad, las frutas frescas proporcionan todas las enzi­mas, vitaminas, aminoácidos y energía que el cuerpo necesita para una salud y vitalidad óptimas. También son sumamente depuradoras y desintoxicantes, siendo éste el motivo de que mucha gente experimente diarreas y otras molestias durante las primeras semanas de una dieta ex­clusivamente de frutas.

El culturista sueco Andreas Cahling, ganador de los codiciados títu­los de “Mister Europa” y “Míster Universo”, es exclusivamente frugí­voro. No come carne ni productos lácteos, ¡y ni siquiera cereales o ver­duras! Y aun así, su cuerpo es tan robusto y su salud tan resistente como los de sus carnívoros competidores, que se sienten en la necesi­dad de consumir cada día varias libras de carne, docenas de huevos y li­tros de leche para acumular proteínas.

El mayor error que suele cometerse al emprender una dieta exclusi­vamente de fruta es el de no comer la suficiente cantidad. El segundo error consiste en desechar las partes más nutritivas de la fruta. La fruta se compone principalmente de agua. Los frugívoros como Andreas Cahling, por tanto, “liquidan” media docena de plátanos o una docena de manzanas o hasta un par de kilos de uva de una sentada. Y se comen siempre las fibras blancas entre los gajos de naranja, los corazones de peras y manzanas y la piel de las uvas, porque son las partes que contie­nen las enzimas más potentes y la mayor proporción de aminoácidos. Las semillas, corazones y fibras de la fruta deben masticarse bien, hasta darles una consistencia líquida.

La fruta proporciona sus mejores beneficios nutritivos cuando se consume con el estómago vacío, pues buena parte de ella pasa directa­mente al intestino delgado. Pero, a menos que te alimentes únicamente de frutas y zumos de fruta, deberías usted su consumo diario a una o dos comidas exclusivamente a base de frutas. El hecho de comer fruta o beber zumo de fruta entre comidas a base de proteínas y féculas puede inhibir considerablemente su digestión, porque el estómago aún estará ocupado digiriendo las proteínas o los hidratos de carbono cuando reciba la fruta. Asimismo, las frutas dulces y las ácidas deben comerse en momentos separados, y no se ha de endulzar ninguna fruta con azúcar o miel, porque los otros azúcares no combinan bien con la fruta.

Si tomas hidratos de carbono para desayunar y proteínas para cenar, puedes prepararte un almuerzo muy saludable a base únicamente de fruta fresca (y cruda, por supuesto). Esta costumbre es particularmente beneficiosa para los comedores de carne, ya que la comida a base de frutas proporciona enzimas activas, masa fibrosa fresca y ácidos naturales que contribuyen a eliminar los subproductos de la putrefac­ción del tracto intestinal y la corriente sanguínea. Como extensión de esta comida diaria a base de fruta, puedes declarar un “día sema­nal de la fruta” en el que te alimentarás exclusivamente de fruta fresca de la mañana a la noche.

Todo esto es mucho más fácil de poner en práctica de lo que pa­rece. El mayor obstáculo no es fisiológico, sino psicológico. Como Walter Bahegot observó en cierta ocasión, “el dolor de una nueva idea es uno de los más intensos de la naturaleza humana… Tus ideas favoritas pueden ser erróneas; tus más firmes creencias, infundadas”. Y tus alimentos favoritos .pueden ser la causa fundamental de tus peores problemas.

Es un hecho comprobado que a la gente le resulta mucho más fácil creer una mentira que han oído repetir mil veces que una verdad que nunca habían oído antes. Primero hay que “desaprender” los vicios dietéticos arraigados desde la primera infancia, y luego familiarizarse con los datos objetivos sobre la dieta y la nutrición. Y para ello no hay que creer en la palabra de nadie. Si te limitas a respetar las leyes de la Nauraleza y las normas de la trofología durante unos pocos meses, tu propio cuerpo te proporcionará todas las pruebas necesarias, y, a menos que no te importen nada tu salud y tu longevidad, no tardarás en adoptar estos nuevos hábitos como una parte natural y permanente de tu vida diaria.

El respeto a la ley natural no exige una rigurosa mortificación ni aburrimiento culinario. Utilizando tu imaginación y tus conocimientos de la trofología, te será fácil preparar comidas compatibles, digeribles y nutritivas que resulten muy agradables al paladar. Y, ¿qué problema representa el poner de vez en cuando en la mesa algo de fruta fresca, frutos secos y semillas en lugar de cocinar un revoltillo incompatible?

También, si dejas la despensa vacía, estarás motivado para salir con más frecuencia a comprar productos frescos y ricos en enzimas en lugar de recurrir a productos enlatados, elaborados y refinados que no te pro­porcionan ningún alimento y provocan numerosos trastornos en tu aparato digestivo

Anuncios

LA TERAPIA GERSON

La terapia Gerson consiste en el restablecimiento del equilibrio entre el agua y la sal celular a través del suplemento de potasio en forma de sales.

A lo largo de nuestras vidas, nuestros cuerpos se van contaminando con diversas sustancias tóxicas que causan cánceres y otras enfermedades. Estas sustancias tóxicas nos llegan a través del aire que respiramos, de la comida que comemos, de los medicamentos que tomamos y del agua que bebemos. A medida que el uso de estas sustancias tóxicas aumenta día a día, y la incidencia del cáncer también aumenta, poder utilizar un tratamiento demostrado, natural, y desintoxicante como la Terapia Gerson no sólo brinda tranquilidad, sino que es necesario.

La Terapia Gerson es un poderoso tratamiento natural que fortalece el sistema inmunitario, para así poder curar cánceres, artritis, enfermedad coronaria, alergias, y muchas otras enfermedades degenerativas. Un aspecto que la diferencia de la mayoría de los demás tratamientos es su naturaleza integradora e inclusiva. Se consumen diariamente trece vasos de jugos frescos, de frutas y verduras orgánicas, que proporcionan una cantidad abundante de nutrientes, enzimas y minerales. Luego estas sustancias degradan el tejido enfermo del cuerpo, mientras que los enemas ayudan a eliminar la acumulación de toda la vida de toxinas en el hígado.

Con un enfoque que tiene en cuenta la totalidad del cuerpo para la curación, la Terapia Gerson reactiva de manera natural la magnífica capacidad de su cuerpo de curarse a sí mismo, sin efectos secundarios nocivos. Más de 200 artículos en respetadas publicaciones médicas, y miles de personas curadas de sus enfermedades “incurables”, documentan la efectividad de la Terapia Gerson, que es además una de los pocos tratamientos con 60 años de éxito.

Aunque su filosofía de desintoxicar y reactivar al cuerpo es simple, es este un tratamiento complejo que requiere prestarle bastante atención a los detalles. Si bien muchos pacientes se han curado totalmente utilizando la Terapia Gerson por sí solos, para obtener los mejores resultados recomendamos empezar el tratamiento en un centro de tratamiento con licencia del Instituto Gerson.

Nota: el Instituto Gerson no tiene, controla, ni maneja ningún centro de tratamiento. Tenemos un programa de licencias con clínicas para asegurar que los pacientes reciben un verdadero tratamiento Gerson 100%. Asegúrese de que su clínica tenga la licencia del Instituto Gerson, para brindar esta terapia.

La Terapia Gerson es un avanzado tratamiento holístico y natural actual que utiliza el propio mecanismo de curación del organismo para el tratamiento y la cura de enfermedades crónicas y debilitantes. Cuando fue introducida por el Dr. Max Gerson, esta terapia nutricional estaba tan adelantada a su tiempo que casi no había explicaciones en la literatura científica de cómo podía lograr curar enfermedades crónicas e infecciosas. Pero, debido a que de hecho curó muchos casos de tuberculosis avanzada, enfermedad coronaria, cáncer y muchas enfermedades de menor gravedad, la Terapia Gerson quedó establecida como una importante contribución al campo de la medicina, a través de artículos aparecidos en publicaciones con reseña académica. El Dr. Gerson publicó por primera vez un artículo relacionado con el cáncer en 1945, casi 40 años antes de la adopción del actual programa oficial de dieta, nutrición y cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de los EE.UU.

El Dr. Max Gerson trató a cientos y cientos de pacientes y siguió desarrollando y refinando su terapia hasta su muerte en 1959, a la edad de 78 años. Su paciente más famoso fue el Dr. Albert Schweitzer, a quien Gerson curó de diabetes avanzada cuando Schweitzer tenía 75 años. Volvió a su hospital en África, ganó el premio Nóbel, y trabajó hasta los noventa y tantos años. Escribió lo siguiente: “Veo en el Dr. Gerson a uno de los más eminentes genios de la historia de la medicina”.

Es raro hallar casos de cáncer, artritis u otras enfermedades degenerativas en culturas consideradas “primitivas” por la civilización occidental. ¿Es debido a la dieta? Tal idea se sustenta en el hecho de que las enfermedades degenerativas aparecen en dichas culturas sólo después de la introducción de alimentos modernos envasados y aditivos (Ver “Políticamente incorrecto, la negada investigación nutricional del Dr. Weston Price”)

El Dr. Gerson dijo: “Mantente cerca de la naturaleza y sus leyes eternas te protegerán”. Según él, las enfermedades degenerativas estaban causadas por alimentos, agua y aire tóxicos y degradados.

La Terapia Gerson busca regenerar el cuerpo para recuperar la salud, apoyando cada requerimiento nutricional importante inundando el cuerpo con los nutrientes de casi 9 kilos de frutas y vegetales orgánicos. La mayor parte se utiliza para hacer jugos frescos, un vaso por hora, 13 veces por día. Se consumen generosas cantidades de alimentos sólidos crudos y cocidos. Por lo general, la oxigenación resulta ser el doble o más, ya que la deficiencia de oxígeno en la sangre contribuye al desarrollo de muchas enfermedades degenerativas. También se estimula el metabolismo con el agregado de suplementos para la tiroides, suplementos de potasio, y otros, y evitando las grasas animales pesadas, el exceso de proteínas y sodio, y otras toxinas.

Las enfermedades degenerativas dejan al cuerpo cada vez más incapaz de excretar los desechos de manera adecuada, lo que comúnmente resulta en fallas hepáticas y renales. Para prevenir esto, la Terapia Gerson utiliza una desintoxicación intensiva para eliminar los desechos, regenerar el hígado, reactivar el sistema inmunitario y reestablecer las defensas esenciales del cuerpo, los sistemas enzimáticos, minerales y hormonales. Con una nutrición generosa y de alta calidad, mayor disponibilidad de oxígeno, desintoxicación, y un metabolismo mejorado, las células -y el cuerpo- pueden regenerarse, sanarse, y prevenir futuras enfermedades.

Ningún tratamiento funciona para todo el mundo, todas las veces. Si alguien le dice lo contrario no le está contando los hechos tal cual son. Sabemos que cuando se le ha diagnosticado una enfermedad que pone en juego su vida, elegir la mejor estrategia para luchar contra esta enfermedad puede ser una tarea desconcertante. Todos dicen tener, el mejor tratamiento, la cura más rápida, o el único tratamiento que funciona. En la mayoría de los casos, el médico de confianza de su familia tiene solamente conocimiento de tratamientos convencionales, y o desconoce, o es hostil hacia las opciones holísticas. Puede escuchar muchas opciones sobre cómo tratar su enfermedad, pero suya es la decisión de qué hacer, qué tratamiento elegir, y debe estar cómodo con su elección. Elija el tratamiento que le parezca más razonable.

La mayoría de las terapias, convencionales o alternativas, tratan sólo los síntomas individuales, ignorando lo que realmente está causando la enfermedad. La Terapia Gerson es efectiva para tantas enfermedades diferentes porque reestablece la increíble capacidad del cuerpo de curarse a sí mismo. En vez de tratar solamente los síntomas de una enfermedad en particular, esta terapia trata la causa misma de la enfermedad. Aunque creemos que la Terapia Gerson es el tratamiento más abarcativo y completo para la enfermedad, no decimos que va a curar todo ni a todos.

Aunque el Instituto Gerson no tiene ni maneja ningún centro médico, derivamos a los pacientes a clínicas que tienen licencia del Instituto Gerson para brindar la Terapia Gerson. Si usted quiere hacer el tratamiento en su casa, programar su ingreso a una clínica, o simplemente tiene pregunta sobre la Terapia, lo invitamos a ponerse en contacto con nosotros.

Antes de iniciar un tratamiento de Terapia Gerson

No empiece la Terapia Gerson sin la supervisión de un profesional capacitado en esta terapia si se da alguna de estas condiciones:

  • Quimioterapia.
  • Diabetes.
  • Metástasis en el cerebro.
  • Daño renal severo.
  • Cuerpos extraños tales como marcapasos, implantes de mama, discos de metal o tornillos.
  • Los pacientes deben ser capaces de comer, beber, y eliminar normalmente.
  • La Terapia Gerson no se puede administrar a receptores de transplantes.

Los jugos son un componente esencial de la Terapia Gerson

Para asegurar resultados confiables, el paciente Gerson necesitará comprar una juguera apropiada. La investigación del Dr. Gerson indica que los pacientes con cáncer deben tener una juguera en dos etapas, con un molinillo separado y una prensa hidráulica. Por lo general, las jugueras de una etapa no producen la misma calidad de contenido enzimático, mineral o de micronutrientes, y algunos pacientes no han obtenido resultados simplemente por no usar la juguera adecuada.

No recomendamos usar ninguna juguera centrífuga. Se las puede utilizar para mantener la salud o en diagnósticos no oncológicos.
El Instituto Gerson mantiene una lista de personas que poseen jugueras usadas en venta. Póngase en contacto con nosotros para recibir una copia de esta lista.

La dieta utilizada en la Terapia Gerson

La dieta Gerson es naturalmente alta en vitaminas, minerales, enzimas, micronutrientes; extremadamente baja en sodio y grasas; y alta en líquidos.
Lo que sigue es un día típico de la dieta de un paciente Gerson realizando la terapia completa:

  • Trece vasos de jugos frescos, de zanahoria/manzana y verduras verdes de hoja, preparados cada hora con frutas y vegetales orgánicos.
  • Tres comidas vegetarianas completas, preparadas con frutas orgánicas, vegetales, y cereales integrales. Una comida típica incluye ensalada, vegetales cocidos, papas al horno, sopa de verduras y jugo.
  • Frutas frescas y postres de frutas frescas disponibles a toda hora como bocadillos o tentempiés, además de la dieta regular.

Medicamentos

Todos los medicamentos utilizados como parte de la terapia Gerson se clasifican como biológicos, materiales de origen orgánico que se administran en cantidades terapéuticas.

  • Compuesto de potasio.
  • Solución de Lugol.
  • Vitamina B12.
  • Hormonas tiroideas.
  • Extracto inyectable de hígado crudo.
  • Enzimas pancreáticas.
  • Enemas de café y/ó manzanilla.

Desintoxicación en la Terapia Gerson

Una parte muy importante de la Terapia Gerson es la desintoxicación frecuente de los tejidos y de la sangre. Esto se logra de varias maneras, principalmente mediante el uso de enemas de café. Las bases científicas del uso de los enemas de café está bien documentada, y puede solicitarla al Instituto Gerson. Los pacientes informan que los enemas reducen el dolor y aceleran la curación. Desde un punto de vista biológico, se estimulan los sistemas enzimáticos de la pared del intestino y del hígado, y aumenta el flujo de bilis. Se ha demostrado que esto mejora la capacidad del cuerpo para eliminar los residuos tóxicos de origen ambiental, quimioterapéutico, y de otras fuentes.

También los tumores y otros tejidos enfermos se eliminan más rápidamente al ser degradados.

Otros métodos de desintoxicación incluyen el aceite de castor, usado como un tradicional estimulante del flujo de bilis y como otra manera de mejorar la capacidad del hígado para filtrar sangre. Adicionalmente, las enzimas digestivas sirven para mejorar la absorción de nutrientes y para asistir en la eliminación de tejido dañado.

Los pacientes deben tener una completa compresión de la Terapia Gerson para poder seguir efectivamente con el régimen en su hogar. A continuación se mencionan ejemplos de oportunidades educativas en una típica clínica con licencia Gerson:

  • Médicos y/ó educadores capacitados en la Terapia Gerson brindan charlas y capacitación sobre las reacciones que pueden ocurrir durante la curación y sobre el uso de los medicamentos.
  • Charlotte Gerson y/ó otros miembros senior del staff del Instituto Gerson dan charlas sobre la teoría y práctica de la Terapia Gerson, sobre las explicaciones científicas y sobre investigaciones relevantes.
  • Instrucción y demostraciones del uso de jugueras de dos partes, tipo prensa, tales como la Norwalk y la K&K.
  • Filmaciones de charlas de Charlotte Gerson, otros miembros del staff del Instituto Gerson, y de médicos capacitados en la Terapia Gerson, disponibles a toda hora.
  • Consultas regulares e individualizadas con su terapeuta Gerson acerca de las características específicas de su condición y sobre cualquier modificación necesaria en el tratamiento. En estas consultas se puede obtener respuesta a cualquier pregunta específica que usted pueda tener.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Instituto Gerson

http://www.gerson.org